Litiasis urinaria (piedras en riñón y sus cavidades, uretero y vejiga)

Son formación de cristales de diferentes composiciones que se alojan en alguna de las estructuras de la vía urinaria hasta conformar un lito o piedra que desencadenan dolor intenso e infecciones de la vía urinaria, y de no ser tratadas a tiempo daño irreversible al riñón estructura y/o función.

Muchos de los pacientes que han formado piedras en la vía urinaria presentan anormalidades en la orina y sangre de los elementos que favorecen la formación de los litos como ácido úrico y exceso de calcio o alguna combinación de este con otros cristales. algunas otras personas padecen infecciones repetitivas lo cual favorece la formación de las piedras y otros padecen anormalidades estructurales de su vía urinaria que enlentece el flujo de la orina y así aumentan la concentración de estos cristales en el lugar de dicha anormalidad estructural.

El diagnóstico preciso es mediante los estudios de imagenología como los rayos x simple o contrastado y tomografía principalmente.

El tratamiento de la litiasis (piedra) depende del lugar y del daño que ocurra en la función y la estructura de la vía urinaria (riñón, uretero y vejiga).

Litotricia extracorporea por ondas de choque

es un tratamiento no invasivo (sin heridas) que utiliza una onda acústica para destruir, fragmentar las piedras renales.

Nefrolitotomia percutanea

es una cirugía donde a través de un orificio en la espalda se accede directamente al riñón y posteriormente se fragmentan piedras renales grandes que no pueden tratarse por otros métodos debido a su tamaño.

CLIC AQUI PARA VER VIDEO

Ureteroscopia

Es un procedimiento que mediante un endoscopio semi-rígido o flexible se introducen diferentes tipos de instrumentos que ayudan a fragmentar y extraer los litos, este procedimiento se realiza mediante los orificios naturales del cuerpo, uretra orificio ureteral en la vejiga el uréter o las cavidades renales (pelvis renal y cálices).

Litiasis vesical

Ésta dependiendo del tamaño del cálculo puede ser tratado por cirugía abierta o tradicional, o también puede ser tratado por endoscopios que se introducen a través de la uretra.